(DESCARGA EL PRESS KIT COMPLETO AQUÍ)

  • Fuzzville!!! y sus devotos se despiden de Benidorm hasta la siguiente edición con Los Bengala, Radioactivity o Los Chicos como otras de las bandas destacadas.

Delirio colectivo. Así podría calificarse lo que los devotos de Fuzzville!!! vivieron ayer durante toda la jornada, con más de 14 horas de música que pusieron Benidorm patas arriba desde bien entrada la mañana con conciertos de rock’n’roll febril y temas infecciosos.

Abrió fuego a mediodía en Rockstar la sesión de Ian Svenonius, que, acompañado de su eterno traje, dio paso a la lisérgica actuación de Sen Senra y al desbocado rock’n’roll de Los Bengala -esta vez en formato trío por prescripción médica-, que cerraron la actuación con una apabullante versión de El Niño Gusano.

Ya en KM Disco, la tarde-noche fue ganando en intensidad a medida que avanzaban los conciertos: de la garra de Holy Paul al punk de Bad Sports o Retraseres, hasta llegar al directo de Chain & The Gang. El carisma de Ian Svenonius es de otro planeta y, entre speeches, saltos y bajadas al público consiguió poner a toda la audiencia en pie. También lo hicieron The Boys, que demostraron por qué estan considerados uno de los mitos del punk británico del 77. Sus riffs y guitarras electrizantes calentaron a los allí presentes con temas míticos como “First time” o “Let it rain”, además de las canciones de su último álbum “Punk Rock Menopause”.

Los británicos fueron el preludio al directo de La Moto de Fernan que sorprendieron con un espectáculo donde hubo espacio hasta para un show más allá de lo musical. Los de Benidorm dejaron claro que el rock and roll se lleva en las venas y motivaron a un público que se preparaba para la llegada de uno de los platos fuertes de la noche, los californianos Thee Oh Sees. Precisamente, el cuarteto dinamitó a los casi 1000 asistentes a la KM de Benidorm con ritmos oscilantes entre el garage y la psicodelia, un auténtica locura que lideró John Dwyer y que se materializó con temas como “The Dream”.

Tras ellos, continuaron quemando la noche los italianos Hakan con sus sonidos que van del garage al punk o el power-pop, al que también se sumaron los apabullantes y salvajes Radioactivity. Con sus actuaciones, la noche evolucionaba hacia un cierre punk con Terbutalina en el Escenario Rufusville y rockandrollero en el Fuzzville!!!. Una auténtica bacanal de guitarras y ritmos que ya aventuraban un cierre a lo grande con las junk sessions de Head & Banger y Oky Von Stoky.

Con ellos finalizaba la segunda edición de un Fuzzville!!! que ha vuelto a convertirse en la cita ineludible del underground de la mano de sellos como Goner Records, Burger Records, Rufus Recordings o La Castanya y directos memorables, como los de Nobunny, Mujeres, Thee Oh Sees o Chain & The Gang. La próxima será, una vez más, una junk party única. No se la pierdan.